¿Taijiquan o Taiji Tofu?

Sin lugar a dudas un alto porcentaje de los profesionales del taijiquan hemos aludido a la época de oro que nuestro arte vivió durante la dinastía Qing. Todo ello gracias a las hazañas del famoso Yang Lu Chan 楊露禪 (creador del estilo Yang). Entrenador de la Guardia Imperial Manchú en la Ciudad Prohibida, sus victorias dejaron en alza la importancia que nuestro arte tuvo durante aquellos años.

Ahora bien, con la tendencia actual que se le está dando al taijiquan, ¿realizamos el enfoque de entrenamiento correcto?. Esta pregunta me la he hecho más de una vez y la respuesta es siempre la misma: NO.

Estamos muy lejos de ser lo que fuimos, no porque el arte se haya adulterado ya que en principio sigue siendo muy similar al original.

Entonces, ¿dónde está el problema?. La respuesta es muy sencilla: en los métodos de entrenamiento anexos a cada estilo.

En las artes marciales tradicionales siempre se ha impulsado el desarrollo de Gong Li 功力 (desarrollo de la fuerza física) y este punto está totalmente olvidado en nuestra metodología de entrenamiento actual. Grave error.

Esta claro que nuestro arte antepone el desarrollo de la potencia interna (Jin劲) al de la fuerza muscular (Li力) pero “ni tanto, ni tan calvo”. Me explico. Este concepto se ha llevado a tal extremo, que se ha olvidado un entrenamiento imprescindible para nuestro taijiquan: desarrollar la fuerza física.

Su crecimiento no está reñido con el desarrollo de la potencia interna es mas, sin una, no obtendremos la otra. Y esto, no le entra en la cabeza al 90% de los profesionales del taijiquan. Los métodos de entrenamiento actuales se están enfocando en “sentir”, “dejar de pensar”, “meditar en movimiento”, etc y todo ello nos lleva al “Taiji Tofu” actual.

Menos mal que hay estilos que siguen considerando la importancia del entrenamiento Gong Li y los profesionales formados en ellos siguen esas mismas líneas de entrenamiento. Me refiero a los estilos Wudang y Chen. Aunque también me gustaría aclarar que más que ser una cuestión de estilos lo es de preferencias dentro de sus practicantes.

¿Cómo salir de este círculo vicioso?.

Siendo activo en taijiquan sal de la monotonía de pensar que ser un buen practicante, reside solamente en realizar bien las formas. Ese es el primer paso. En el momento en el que comienzas a adentrarte en el arte y deseas practicar tuishou 推手 (empuje de manos) te das cuenta, que la técnicas de nada sirven sin fuerza física (Li力) y fuerza refinada (Jin劲). Por tanto, cuanto antes comiences a empujar con otros practicantes, antes de darás cuenta del error en el que vives.

Para desarrollar nuestra fuerza refinada antes debemos desarrollar nuestra fuerza física, imposible de otra manera. Por tanto, dentro de nuestro entrenamiento además de las formas deben existir patrones de potencia física. Me explico.

La formas de taijiquan trabajan con unas fibras concretas de nuestro sistema muscular, pero no lo hacen con su totalidad. Las monedas tienen dos caras y Yin/Yang tienes dos caras siendo precisamente esta dualidad la que les aporta su valor. Por consiguiente debes buscar la manera de entrenar las dos caras de tus fibras musculares.

Las formas nos aportan mucho, pero no lo hacen de manera integral. Las piernas entrenan a la mitad de su potencial y el tren superior a penas se entrena, solo se moviliza (lo que esta muy bien pero no es suficiente). Para entrenar las piernas en todo su potencial además de las formas, debemos hacer ejercicios de fuerza con peso. Lo mismo para el tren superior. Tienes que aprender a coger peso con tu cuerpo.

Cuando se trabaja con pesas, para seguir dentro de las teorías de un taijiquan coherente, no lo hagas con pesos superiores al tuyo corporal. Es decir, si peso 70Kg, nunca debo superar ese peso con cualquier músculo de mi cuerpo. Aquí es donde entran métodos de entrenamiento interesantes, como por ejemplo la calistenia y el entrenamiento funcional. Escoge el que más se adecue a tu mente.

“Efectivamente, te estoy diciendo que si practicas taijiquan, debes aprender ejercicios de calistenia o entrenamiento funcional para mejorar.”

Hay quien piensa que este tipo de entrenamientos ocasiona la perdida de nuestro Qi氣 (energía interna), creyendo que el desarrollo de la fuerza refinada esta ligado a él. Pues bien, ese pensamiento es erróneo. El ejercicio físico intenso no consume Qi, consume sangre.

Comiendo bien después de entrenar y descansando adecuadamente nuestro Qi seguirá intacto. Todo este enfoque ya lo conocía Yang Lu Chan ó acaso pensáis que llegó dónde llego haciendo solamente formas.

Deja el Tofu y agarra el Arte.

No vayas a pensar que con hacer formas y levantar peso está todo el trabajo hecho, porque de ser así, de nuevo estas en un error. Y no me vengas con el cuento de la edad: “… yo, ya estoy muy mayor para estos cambios.” Porque aquí no acaba la cosa, también debes ponerte las pilas y empezar a correr. Sino todos los días, al menos tres veces en semana.

Nuestro cuerpo para ser eficientes en un taijiquan real, necesita del ejercicio aeróbico. Cuanto antes te entre en la cabeza, mejor. Con ello potenciamos nuestro sistema cardiovascular, potenciamos nuestros pulmones y aprendemos a dominar nuestra mente a través de una simple carrera. Tampoco te estoy diciendo que hagas maratones, solo que salgas a correr de manera habitual.

Hablando de maratones os cuento una anécdota.

Tengo una alumna que el primer día que la puse a correr me miro mal, iba a regañadientes y siempre al final del grupo en las salidas. Con el tiempo se dio cuenta que estaba mejorando no solo su resistencia, sino que su mente se estaba transformando a través de la carrera.

Pasados un par de años llegó a correr maratones junto a su marido (asiduo a esas pruebas) e interiormente saco una fortaleza que la sola práctica de las formas jamás le habría dado.

La de veces que nos hemos reído con la resistencia al cambio que tenia y su posterior evolución.

Conclusión.

Si quieres practicar taijiquan de verdad, no al que algunos llaman taijiquan auténtico, sino el de verdad, deja ya al vago que llevas dentro y ponte las pilas. La práctica correcta abarca:

  • Entrenamiento de mano vacía, arma corta y arma larga.
  • Empuje de manos fijo y móvil (tuishou).
  • Combate libre (sanshou).
  • Entrenamiento de elasticidad.
  • Entrenamiento funcional o calistenia.
  • Correr habitualmente.

Solo de esta manera comprenderás porque el taijiquan llegó a estar en la élite de las artes marciales chinas. De lo contrario, practicas Taiji Tofu.

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: