UNA TRISTE REALIDAD

UNA TRISTE REALIDAD.

Tanto en el mundo marcial, como en el taoísta, el linaje de los maestros de un adepto valida completamente sus conocimientos. En mi forma de entender estos dos mundos, el marcial y el taoísta, se fusionan en uno y son el mismo. La pena es que muchos linajes marciales actuales han perdido sus verdaderas conexiones, su espíritu original y sus valores, debido en gran medida, a la falta de compromiso que el ser humano en general está manifestando en estos tiempos.

Los linajes siempre validan la autenticidad de un practicante, ya sean marciales, terapéuticos o místicos, ya que para comprender los conocimientos de un estudiante solamente hemos de seguir las líneas de su aprendizaje. Si un profesor no conserva y transmite los registros y métodos legados por las correspondientes tradiciones, está claro que sus estudiantes serán árboles, sin raíces.

juanjo estrella_2
Andrea Burgos – Discípulo San Feng Pai 2016

El tesoro que en la EZSF (Escuela Zhang San Feng) tenemos, como delegación oficial de la Wudang Taoist Traditional Kungfu Academy del maestro Yuan Xiu Gang, reside en la fusión de las artes marciales internas, las técnicas de salud, los métodos de alquimia interna y las enseñanzas sobre el taoísmo.

Si un profesor o estudiante ha adquirido sus conocimientos de “fuentes muertas” como lo son libros o vídeos, sus enseñanzas estarán vacías, carentes de potencial y faltas de poder. También existe la posibilidad de que tanto sus métodos como sus habilidades hayan sido desarrolladas desde su propia clarividencia, siendo poco probable que haya tenido el suficiente tiempo de prueba como para verificarlos y aún así, seguirían carentes de autenticidad y verdadera profundidad.

Si un maestro no demuestra sabiduría en el Camino, es improbable que los principios más favorables del mismo sean legados a sus estudiantes. Por consiguiente, cualquier persona comprometida en aprender debería interesarse por las raíces y la procedencia de lo estudiado, a fin de comprender cómo ha de funcionar en realidad su trabajo interno.

No por ello dejan de existir personas que se acercan a las fuentes originales, con el único fin de obtener una foto que dé credibilidad y autenticidad a su creatividad, plasmada en metodologías auto-construidas. En esta nueva era de tecnología al alcance de la mano, en la que un buen puñado de fotos insinúan que somos alumnos incondicionales de éste o de aquel, sin duda, la búsqueda anticipada del linaje al que pertenece nuestro profesor, nos ahorrará penas y frustraciones.

En el fondo todo queda resumido a una cuestión de humildad y honestidad. Estoy convencido que muchas de estas personas, con este mismo perfil, en realidad tienen buena intención. No me cabe duda. El problema está en el mal enfoque que hacen de unas enseñanzas que siempre se han transmitido de forma tradicional, de maestro a discípulo. En las que la paciencia de los últimos, siempre ha jugado un papel determinante en el resultado final de la relación. Aunque en ocasiones, la raíz del problema no está en este perfil de interesados, sino en los mercaderes de las artes marciales que son los primeros que no respetan nada. Aunque este es otro asunto a tratar.

Regresando al tema en cuestión, aquel que aprende mediante “fuentes muertas”, ni sigue los métodos, ni el orden, ni pertenece a un linaje; ni tuvo la suerte de que compartieran enseñanzas con él. Y por favor, que nadie me mal interprete cuando afirmo que: ni pertenece a un linaje, ya que con ello aludo a que aprender exclusivamente de vídeos o libros, aporta una visión externa de lo que un sistema tradicional representa, ya que la parte interna jamás se podrá mostrar con videos ni libros. Por ello, a este método de aprendizaje lo denomino “fuentes muertas”.

La transmisión del trabajo interno siempre es oral y debe adaptarse por parte del maestro a las diferentes cualidades que posee cada receptor.

De base, leer cien libros, consultar cien vídeos y hacernos fotos con maestros de linajes, ni nos proporciona, ni nos proporcionará autenticidad. Con suerte, vuestras enseñanzas serán consideradas “bonitas por fuera, pero vacías por dentro”. Siendo así, evita caer en las redes de los comerciantes de artes marciales. Evita leer muchos libros “especializados”, ya que lo único que conseguirás será seguir el hilo del último identificándote con él, hasta que te aburras y sigas el hilo del nuevo. Evita aprender con DVD o con ShifuTube, porque por muy bien que estén enfocados o editados, nadie estará a tu lado para corregir los errores más comunes que todos comentemos en los inicios del trabajo interno.

Por consiguiente, si tuviera que compartir mi experiencia en este sector con vosotros, el consejo sería el siguiente: ten paciencia, investiga dónde formarte, con quién hacerlo, de dónde proviene el profesor, si él mismo se auto-proclama maestro en lugar de que lo hagan otros; si aún habiendo pertenecido a escuelas de prestigio sigue en contacto con ellas o está anticuado; si su escuela es más un negocio que un centro de estudios y ante todo, date un tiempo de prueba en el nuevo sitio de entrenamiento.

Yuan Xiu Gang teaching

Si después de ello, tu corazón siente que no es el lugar, el método o el profesor; abandona y empieza de nuevo tu búsqueda.

Bienvenido a nuestra triste realidad.

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: