LEYES INTERNAS DE WUDANG

Reglas Taoístas y Regulaciones 道人规则

Cuando en todo el país no existía ni una sola organización taoísta, en las montañas Wudang, durante la Dinastía Ming, ya las había. Según las palabras de Yang Jinmin oficial de la Región de Yunyang, hubo más de 10.000 taoístas en la región de Wudang. Por consiguiente podemos imaginar que era imposible convivir sin reglas, ni leyes. Dentro del taoísmo, estas leyes se llaman «Normas y Reglamentos Taoístas» (Wudang Gui Zhe Tao Ren 武當规则道人).

La clasificación más extendida en la montaña Wudang proviene de la orden imperial establecida por el emperador Chéngzǔ 成祖,  también conocido por Tàizōng 太宗 de la dinastía Ming. En todos los salones y templos de la montaña Wudang hay una impresión inscrita de dicha norma: “Todos los Taoístas en la montaña Wudang deben tener un espíritu feliz y eterna sencillez… Cualquier taoísta que no realice la acción de cultivarse y que pretenda hacer actos malos o afectar a otros cultivos y dañar el nombre de taoístas de reputación, debe ser exiliado de la montaña o al menos, debe ser comunicado al gobierno”.

Monjes Wudang

Gracias a esta orden imperial, Wudang, sus templos y habitantes, estuvieron y están exentos del cumplimiento de las leyes nacionales, considerándose un gobierno judicial independiente. Motivo por el cual, se establecieron unas normas y regulaciones únicas para Wudang. A su vez se determinó una prisión institucional en el Templo Yuanhe, antiguo lugar de entrenamiento de la escuela del maestro Chen Shixing.

Las normas taoístas y reglamentos del «Palacio del Sur» (Nányáng Gōng 南陽宫) de la montaña Wudang, han revelado que: “el país tiene leyes, mientras que la montaña tiene 108 normas”, afirmándose una variedad de sanciones que van desde quemar la cara, tostar las cejas, la recogida de plantas medicinales, el exilio del taoísmo y castigos de apaleamiento; al culto a los dioses con ofrendas. Todo ello, resultado del incumplimiento de sus propias normas y regulaciones.

Las normas y reglamentos taoístas en el «Palacio de las Nubes Púrpuras» (Zǐxiāo Gōng 紫霄宫) afirman también que: “todas las normas y reglamentos son la vara de medir de los dioses para los comportamientos y acciones… los dioses no se deben descuidar, por lo que los seres humanos no pueden violar las reglas o deberán ser fuertemente castigados”. Hay, en general, más de 1.000 normas y reglamentos dentro el taoísmo. Su propósito es tener a los taoístas más controlados en la senda y en el comportamiento.

Cualquier conducta o acción que viole las normas y reglamentos taoístas es generalmente despreciada por parte de la sociedad China y de igual modo, por parte de la sociedad moderna, existiendo una fuerte oposición a ellas y a sus adeptos. Pero para nosotros, los seguidores de la senda, cualquier violación tiene su correspondiente pena.

Orden Imperial.

11 de Septiembre del onceavo año del Emperador Yǒnglè 永樂

“Todos los taoístas en la montaña de Wudang deben tener espíritu feliz y eterna sencillez. Ustedes deben concentrarse en el cultivo y solamente tener una vida sencilla sin ningún pensamiento sobre las demás cosas humanas, manteniendo el cultivo en cortos períodos de tiempo, sin parar. Los visitantes, a excepción de los que son inteligentes y tienen seriedad en el estudio de taoísmo, no deben ni crear problemas, ni perturbar la religión taoísta; ya sea en su cultivo o servicio. De lo contrario serán fuertemente castigados. Cualquier asunto ajeno al cultivo taoísta y cualquier acto deshonesto que afecte a los demás en su cultivo de la reputación taoísta, debe ser castigado con el exilo de la montaña, pues así lo dice mí Gobierno”

Emperador Yǒnglè 永樂

Monjes Wudang_1

Zǐxiāo Gōng 紫霄宫 «Palacio de las Nubes Púrpuras»

Palacios, salas y templos, son lugares sagrados para los taoístas. En ellos cultivan sus mentes y caracteres pues allí, no tienen el acoso del mundo mortal. El reloj por la mañana, el tambor por la tarde y la lectura, tanto en la mañana como la noche, hace posible que cualquiera pueda deshacerse de todos los demás pensamientos y solamente quiera concentrarse en el cultivo interior.

Una vez se ingresa como monje taoísta de Wudang se debe continuar al servicio de la religión taoísta y se deben contemplar las normas y reglamentos. Con el fin de proteger la santidad y el poder del taoísmo, se aplican doce normas y reglamentos. Estas son:

  1. Todos los dirigentes, en todos los niveles, no deben descuidar sus deberes y deben ser ordenados para llevar los remedios.
  2. Todos los dirigentes, en todos los niveles, deben trabajar armónicamente y ayudarse unos a otros.
  3. Cualquiera interesado en hacer cosas malas y lo haga privadamente, debe ser marcado por el fuego en el rostro.
  4. Cualquier que no respete un digno elogio de su persona y más sobre los defectos pendientes de uno mismo, debe ser exiliada fuera del taoísmo.
  5. El que explota la propiedad pública para uno mismo debe ser exiliado fuera del taoísmo.
  6. Todo aquel que hace el mal contra amigos o visitantes privados debe ser apaleado.
  7. Cualquiera que despreciablemente hable de los demás y haga un gran daño al prójimo debe ser apaleado.
  8. Cualquier persona que se muestre con descaro ante los dioses y destruya los templos debe ser apaleada.
  9. Cualquiera que se muestre claramente en contra de otros y rompa la armonía entre taoístas, debe ser exiliado fuera del taoísmo.
  10. Cualquier persona que tenga carne y beba molestando en los templos, debe ser apaleada.
  11. El que roba en la propiedad privada y se adueña de la comida para uno mismo debe ser apaleado.
  12. El que profesa en público las creencias de otros y da excusas, debe ser exiliado fuera del taoísmo.

Todas estas normas y reglamentos deben observarse estrictamente. Cualquier violación debe ser castigada de acuerdo con ellos, no importa que se sea viejo o joven, pariente o no. Exentos quedan los superiores, enfermos y el que esté exaltado e involuntariamente las rompa.

Nányáng Gōng 南陽宫«Palacio del Sur Resplandeciente»

El país tiene leyes mientras que la montaña tiene 108 normas. Se podrá quemar la cara, tostar las cejas, exiliar fuera del taoísmo, castigar apaleando, castigar con la recogida de remedios (medicamentos) o hacer culto a los dioses con ofrendas. Todos ellos son diferentes castigos a diferentes infracciones. En Nanyang tenemos treinta y tres normas. Son las siguientes:

  1. Cualquiera que moleste, robe o haga malas acciones, debe ser castigado con el tostado de las cejas, la recogida de plantas medicinales o el exilio del taoísmo.
  2. Cualquiera que juegue, debe ser castigado con el apaleamiento.
  3. El que atienda a rumores o rompecabezas acerca de otros, debe ser apaleado.
  4. Cualquier persona que se convierta en líder por la fuerza, debe ser castigada con apaleamiento.
  5. Cualquiera que desinforme a los habitantes a largo plazo, debe ser apaleado.
  6. Cualquiera que fume, debe ser castigado por apaleamiento.
  7. Cualquiera que reúna a la gente para crear problemas, debe ser apaleado.
  8. El que haga fraude en el taoísmo con trucos, debe ser apaleado.
  9. El que arbitrariamente hable de los asuntos de Estado, debe ser apaleado.
  10. Cualquier persona que tenga carne y bebida, debe ser apaleada.
  11. Cualquiera que tenga desorden mental y el hábito de sobre dormir, debe ser apaleado.
  12. Cualquier persona que haga cosas malas a los demás sin respeto por el taoísmo, debe ser apaleada.
  13. El que recoja el dinero, extrayéndolo de los templos, para su propio beneficiodebe ser apaleado.
  14. Cualquiera que se comprometa con los demás sin respetar el taoísmo, debe ser apaleado.
  15. El que robe las propiedades de los taoístas, en visita, debe ser apaleado.
  16. Cualquiera que perjudique y no beneficie a los más débiles, debe ser apaleado.
  17. Cualquier persona que desempeñando un oficio real, transtorne al taoísmo, debe ser apaleado.
  18. Cualquier persona que haga daño a las argumentaciones para la armonía de los taoístas, debe ser ordenada a recoger plantas por la montaña (medicamentos).
  19. El celoso de los demás y el que genere daño eficiente, debe ser ordenado a recoger plantas por la montaña (medicamentos).
  20. Cualquier persona que de cabida a visitar privadamente a los taoístas, debe ser ordenada para a recoger plantas por la montaña (medicamentos).
  21. Cualquier persona que deja la montaña en secreto sin pedir licencia, debe ser condenada a arrodillarse para adorar a los dioses y procurar ofrendas.
  22. El que preste poca atención a sus palabras y hable suciamente, deberá ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  23. Toda persona que tarde en dar un servicio, debe ser condenada a arrodillarse para adorar dioses y procurar ofrendas de categoría superior. Los enfermos y los mercaderes están exentos.
  24. Cualquier persona que se haga privadamente con alimentos para si mismo sin tener en cuenta a los demás, debe ser condenada a arrodillarse para adorar dioses y procurar ofrendas de categoría superior. Los enfermos y los mercaderes están exentos.
  25. Cualquier persona que no cumpla con su deber y además interfiera en otros, debe ser ordenada a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  26. El que no entre a la sala cuando las estatuas de los dioses nos inviten a entrar, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  27. El que no encienda velas e incienso cuando el tiempo lo requiera, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  28. Todo aquel que reincida, cuando se levante la prohibición, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas. Las categorías superiores y los débiles son la excepción.
  29. El que juegue ante las estatuas de los dioses, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  30. Cualquier persona que haga un ruido que agrave una situación, debe ser ordenada a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  31. El que tenga una pelea con otros y no se deje aconsejar, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  32. Cualquiera que lastime los bienes debe reembolsarlos de acuerdo con el valor real.
  33. Cualquiera que salga libremente o con desorden en la ropa, debe ser ordenada a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
Monjes Wudang_2

Tàihé Gōng 太和宫 «Palacio de la Armonía»

El propósito de dar a conocer las normas y reglamentos taoístas, es hacer que todos los taoístas entiendan que todas las cosas que hacemos deben ser en beneficio del adalid y de la mayoría de los taoístas, y que debemos respetar estas normas y reglamentos a la carta; de lo contrario debemos ser castigados de acuerdo a las normas y reglamentos.

  1. Cualquiera que tenga desorden mental y el hábito de sobre dormir o haga un ruido que agrave una situación, deberá ser condenado a arrodillarse para adorar a los dioses y procurarles ofrendas.
  2. Cualquier persona que viole fuertemente las normas taoístas y sus reglamentos, y no actúe en sus oraciones para mejorar su conducta, debe ser apaleado.
  3. El que roba el dinero en los vestíbulos para su propia finalidad, debería ser públicamente exiliado del taoísmo.
  4. Cualquier persona que esté en contra de las normas y reglamentos taoístas, y no respete la restricción, debe ser exiliada del taoísmo.
  5. El que recoja el dinero para uno mismo y los pícaros reincidentes, deben ser exiliados del Taoísmo.
  6. El que abuse sexualmente de las mujeres, robe los bienes de los demás o haga un gran daño, debe ser destruido quemándole el rostro.

Todo lo anterior son normas para la ayuda del desarrollo del taoísmo y de su más amplia y fuerte propagación. Todos los taoístas tienen la obligación de cumplirlas o deberían ser fuertemente castigados.

Monje Taoista

Nányáng Gōng 南陽宫«Palacio del Sur Resplandeciente»

El país tiene leyes mientras que la montaña tiene 108 normas. Se podrá quemar la cara, tostar las cejas, exiliar fuera del taoísmo, castigar apaleando, castigar con la recogida de remedios (medicamentos) o hacer culto a los dioses con ofrendas. Todos ellos son diferentes castigos a diferentes infracciones. En Nanyang tenemos treinta y tres normas. Son las siguientes:

  1. Cualquiera que moleste, robe o haga malas acciones, debe ser castigado con el tostado de las cejas, la recogida de plantas medicinales o el exilio del taoísmo.
  2. Cualquiera que juegue, debe ser castigado con el apaleamiento.
  3. El que atienda a rumores o rompecabezas acerca de otros, debe ser apaleado.
  4. Cualquier persona que se convierta en líder por la fuerza, debe ser castigada con apaleamiento.
  5. Cualquiera que desinforme a los habitantes a largo plazo, debe ser apaleado.
  6. Cualquiera que fume, debe ser castigado por apaleamiento.
  7. Cualquiera que reúna a la gente para crear problemas, debe ser apaleado.
  8. El que haga fraude en el taoísmo con trucos, debe ser apaleado.
  9. El que arbitrariamente hable de los asuntos de Estado, debe ser apaleado.
  10. Cualquier persona que tenga carne y bebida, debe ser apaleada.
  11. Cualquiera que tenga desorden mental y el hábito de sobre dormir, debe ser apaleado.
  12. Cualquier persona que haga cosas malas a los demás sin respeto por el taoísmo, debe ser apaleada.
  13. El que recoja el dinero, extrayéndolo de los templos, para su propio beneficiodebe ser apaleado.
  14. Cualquiera que se comprometa con los demás sin respetar el taoísmo, debe ser apaleado.
  15. El que robe las propiedades de los taoístas, en visita, debe ser apaleado.
  16. Cualquiera que perjudique y no beneficie a los más débiles, debe ser apaleado.
  17. Cualquier persona que desempeñando un oficio real, transtorne al taoísmo, debe ser apaleado.
  18. Cualquier persona que haga daño a las argumentaciones para la armonía de los taoístas, debe ser ordenada a recoger plantas por la montaña (medicamentos).
  19. El celoso de los demás y el que genere daño eficiente, debe ser ordenado a recoger plantas por la montaña (medicamentos).
  20. Cualquier persona que de cabida a visitar privadamente a los taoístas, debe ser ordenada para a recoger plantas por la montaña (medicamentos).
  21. Cualquier persona que deja la montaña en secreto sin pedir licencia, debe ser condenada a arrodillarse para adorar a los dioses y procurar ofrendas.
  22. El que preste poca atención a sus palabras y hable suciamente, deberá ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  23. Toda persona que tarde en dar un servicio, debe ser condenada a arrodillarse para adorar dioses y procurar ofrendas de categoría superior. Los enfermos y los mercaderes están exentos.
  24. Cualquier persona que se haga privadamente con alimentos para si mismo sin tener en cuenta a los demás, debe ser condenada a arrodillarse para adorar dioses y procurar ofrendas de categoría superior. Los enfermos y los mercaderes están exentos.
  25. Cualquier persona que no cumpla con su deber y además interfiera en otros, debe ser ordenada a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  26. El que no entre a la sala cuando las estatuas de los dioses nos inviten a entrar, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  27. El que no encienda velas e incienso cuando el tiempo lo requiera, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  28. Todo aquel que reincida, cuando se levante la prohibición, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas. Las categorías superiores y los débiles son la excepción.
  29. El que juegue ante las estatuas de los dioses, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  30. Cualquier persona que haga un ruido que agrave una situación, debe ser ordenada a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  31. El que tenga una pelea con otros y no se deje aconsejar, debe ser ordenado a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.
  32. Cualquiera que lastime los bienes debe reembolsarlos de acuerdo con el valor real.
  33. Cualquiera que salga libremente o con desorden en la ropa, debe ser ordenada a arrodillarse para adorar dioses y entregar ofrendas.

Nanyang Gong

Tàihé Gōng 太和宫 «Palacio de la Armonía»

El propósito de dar a conocer las normas y reglamentos taoístas, es hacer que todos los taoístas entiendan que todas las cosas que hacemos deben ser en beneficio del adalid[1] y de la mayoría de los taoístas, y que debemos respetar estas normas y reglamentos a la carta; de lo contrario debemos ser castigados de acuerdo a las normas y reglamentos.

  1. Cualquiera que tenga desorden mental y el hábito de sobre dormir o haga un ruido que agrave una situación, deberá ser condenado a arrodillarse para adorar a los dioses y procurarles ofrendas.
  2. Cualquier persona que viole fuertemente las normas taoístas y sus reglamentos, y no actúe en sus oraciones para mejorar su conducta, debe ser apaleado.
  3. El que roba el dinero en los vestíbulos para su propia finalidad, debería ser públicamente exiliado del taoísmo.
  4. Cualquier persona que esté en contra de las normas y reglamentos taoístas, y no respete la restricción, debe ser exiliada del taoísmo.
  5. El que recoja el dinero para uno mismo y los pícaros reincidentes, deben ser exiliados del Taoísmo.
  6. El que abuse sexualmente de las mujeres, robe los bienes de los demás o haga un gran daño, debe ser destruido quemándole el rostro.

Todo lo anterior son normas para la ayuda del desarrollo del taoísmo y de su más amplia y fuerte propagación. Todos los taoístas tienen la obligación de cumplirlas o deberían ser fuertemente castigados.

[1] Superior.

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: