TAO, PENSAMIENTO NATIVO

El Taoísmo es un pensamiento nativo del pueblo chino y posee una larga tradición histórica. La cultura taoísta es, al mismo tiempo, un ejemplo de la sabiduría Oriental y parte de la riqueza espiritual compartida del mundo. Ideas basadas en las enseñanzas taoístas y los conceptos espirituales como «el Tao sigue la naturaleza», «valorar y disfrutar de la vida», «benevolencia para todos» y «volver a la Esencia, amando la verdad» están íntimamente relacionados con la existencia continua de la humanidad, siendo puestos en práctica y propagados por un sinnúmero de hombres sabios a lo largo de cientos y miles de años. Hoy más que nunca, estas ideas sirven como un puente fundamental para las comunicaciones y la integración entre Oriente y Occidente.

El ser humano tiene como principio rector «respetar el Tao, la Virtud y el Honor de la coexistencia armoniosa», un principio que se mantiene fiel a las enseñanzas centrales del taoísmo mientras que el resto, corresponde a temas relacionados con nuestros hábitos y sus consecuentes efectos, lo que nos confirma que el éxito de este menester requiere de una actitud más activa. El «Tao» es la doctrina central del taoísmo y la virtud o «Te» es el medio por el cual podemos llevar el Tao. Por lo tanto, «Respetar el Tao y honrar Te» es un fiel reflejo del espíritu innato de taoísmo.

Taoistas Wudang

En el Tao Te Jing, su libro más relevante, encontramos las siguientes palabras, «El cielo y la Tierra se unen en armonía, y el dulce rocío cae», «Conocer la armonía es estar de acuerdo con lo eterno, y conocer la eternidad se llama iluminación». La armonía es una característica del Tao. Cuando el Yin y el Yang están en armonía todas las cosas prosperan, cuando la humanidad vive en armonía el mundo está en paz, cuando un país vive en armonía todos los negocios prosperan, cuando una familia vive en armonía todos los pueblos prosperarán, cuando la vida del cuerpo humano está en armonía el cuerpo está libre de problemas de salud. Hace más de dos mil años los antepasados taoístas extrajeron sus enseñanzas de la vida obteniendo como objetivo la Armonía mediante el uso de la Virtud. Expusieron y difundieron el concepto de «respetar la vida y honrar la Virtud», en busca de la armoniosa unión del Cielo y la Tierra y de la convivencia de los seres vivos.

El mundo a diario observa como la ciencia avanza mientras que la humanidad enferma sus corazones con conflictos sociales y desastres naturales provocados por el hombre. Hoy en día, una vez más se ponen de manifiesto las enseñanzas y reflexiones que nos plantea el taoísmo sobre nosotros mismos, siendo fácil deducir que la raíz de de todos los sufrimientos es el deseo, mientras que la intención de obtener ganancias es la fuente de todas las controversias. Gran parte de la humanidad está enloquecida por sus emociones y atormentada por sus deseos, su mente se haya ocupada por pensamientos codiciosos y por intenciones de acumulación, por lo que su verdadera naturaleza no puede ocupar el lugar que le corresponde y se pierde, llegando a distanciarse de los objetivos reales que como seres humanos debemos alcanzar.

Nan Yan Wudang

Sólo despertando el estrecho subjetivismo impreso en la vida, junto con las ideas de fraternidad, la regulación de emociones y el propio interés por volver al estado de simplicidad, de pura humanidad, es cuando el ser humano puede realmente alcanzar la armonía. Este estado te puede ayudar a alcanzar el triunfo en tu objetivo para regresar a la esencia, para alcanzar la serenidad espiritual, valorar y disfrutar de la vida, desarrollando felicidad. Cual espejo te ayudará a ver tus defectos y virtudes dando pie al autoanálisis y estableciendo las pautas del cambio.

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: