ADAPTANDO LAS TRADICIONES (I)

WUDANG – ADAPTANDO LAS TRADICIONES (I).

Uno de los mayores placeres para un discípulo reside en tener un maestro dispuesto al diálogo. Tradicionalmente esta opción era inviable, en la antigüedad estaba prohibido que un alumno preguntase a su maestro sobre cualquier aspecto del entrenamiento de hecho, era castigado por ello. Siempre debía ser el maestro quien dispusiera la información según la evolución externa e interna del alumno. Sin embargo hoy en día las tradiciones se han readaptado para permitir que más personas puedan acceder a ellas y Wudang, no iba a ser diferente.

Maestro Yuan Xiu Gang y Juanjo Estrella

Tanto en las escuelas como fuera de ellas, se pueden distinguir dos tipos de estudiantes: los alumnos y los discípulos.

Los primeros son practicantes con inquietudes y ganas de vivir una experiencia en tierras lejanas, escogen una escuela bien por recomendación o publicidad y deciden pasar un periodo de tiempo entrenando en ella. Estos periodos pueden oscilar desde una semana, a los doce meses. Buscan iniciarse en los estilos internos taoístas y ante todo vivir una experiencia que impulse un cambio en sus vidas. Muchos de ellos no regresan jamás a las escuelas que los acogieron. Los motivos son varios.

Bien, porque su única intención era vivir un sueño y una vez vivido, si te he visto no me acuerdo. O bien, por la decepción que se llevan al idealizar lo que en ella se van a encontrar. Eso hace que no quieran regresar otra vez. Estos últimos cometen uno de los mayores errores que cualquier viajero a Wudang en su primera toma de contacto puede cometer. Idealizar a los maestros que visitará, idealizar la experiencia vital e idealizar con pelos y señales, el nivel que alcanzarán sin saber el precio que por ello deben pagar.

Aproximadamente, solo un diez por ciento del total vuelve para realizar visitas periódicas al mismo centro de entrenamiento. Precisamente de este último diez por ciento, es de dónde sale el segundo tipo de estudiantes: los discípulos.

Maestro Yuan Xiu Gang y Juanjo Estrella_

Hace años eran escogidos por el maestro de entre sus estudiantes más destacados. Ahora, todo es diferente. Por ejemplo, para ser discípulo de los Linajes Oficiales de Wudang se debe cumplir una serie de requisitos. Primero se debe conocer, al menos, un par de formas del currículo del Linaje (en el que se desea ingresar); también se debe tener una recomendación de un estudiante más antiguo y por último, se debe cumplir con las normas ceremoniales y tradicionales tras la aceptación del maestro.

El acto recibe el nombre de Bai Shi Li 拜師礼 (ceremonia para honrar y venerar al maestro). A través de ello uno pasa de ser alumno a ser un discípulo directo, lo que conlleva una serie de responsabilidades tanto por parte del maestro como por parte del alumno. El maestro toma la obligación de transmitir todas sus experiencias personales y todos los conocimientos técnicos que posee, mientras que el discípulo se compromete a respetar las doctrinas de la escuela y dar muestra de ser digno de tal responsabilidad, esforzándose siempre en el estudio y la divulgación del estilo.

Habitualmente y resumiéndolo al máximo, el acto consiste en que el alumno realiza una petición por escrito (en chino) que luego tendrá que leer al maestro y entregársela junto con un regalo. Tras ello, el maestro leerá las normas a acatar de la escuela y Linaje.

Estas son las del nuestro:

Respeto al Maestro.

  1. Lo discípulos deben participar de manera disciplinada en la ceremonia, a fin de ser aceptados como discípulos oficiales del Linaje San Feng Pai de Wudang.
  2. Los discípulos deben respetar a sus mayores. Deben dirigirse a los demás como shixiongdi (hermano de Kungfu), Shidi (hermano menor) y siempre debe respetar a sus shixiong (hermanos mayores); éstos, deben velar por los hermanos menores en todo momento.
  3. Los discípulos nunca deben tergiversar o abusar del Linaje en nombre propio. Deben continuar con su práctica y esfuerzo a fin de mejorarlo. Al ingresar en el Linaje, los discípulos deben respetar a su Maestro y las enseñanzas taoístas, manteniendo en todo momento una ética adecuada.

 

Maestro Yuan Xiu Gang, Shiniang y Juanjo Estrella

 Continuará…

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: